Teoría de Bandas: Conductores, aisladores y semiconductores




Conductores y Aisladores

Los metales se caracterizan por su alta conductividad eléctrica. Considérese, por ejemplo, el magnesio metálico. La configuración electrónica del Mg es [Ne]3s2, de modo que cada átomo tiene dos electrones de valencia en el orbital 3s. En un metal los átomos se encuentran empacados muy cerca unos de otros de tal forma que los niveles energéticos de cada átomo de magnesio se ven afectados por los de los átomos vecinos, lo cual da lugar a traslape de orbitales. La interacción entre dos orbitales atómicos conduce a la formación de un orbital molecular de enlace y otro de antienlace. Como el número de átomos existente incluso en un pequeño trozo de sodio metálico es demasiado grande, el correspondiente número de orbitales moleculares que se forman es también muy grande. Estos orbitales moleculares tienen energías tan parecidas que se describen en forma más adecuada como una "banda". Este conjunto de niveles tan cercanos en energía se conoce como banda de valencia, como se muestra en la figura 1. La parte superior de los niveles energéticos corresponde a los orbitales moleculares deslocalizados vacíos, que se forman por el traslape de los orbitales 3p. Este conjunto de niveles vacíos cercanos energéticamente se llama banda de conducción.
 
 

Figura 1

Se puede imaginar al magnesio metálico como un conjunto de iones positivos inmerso en un mar de electrones de valencia deslocalizados. La gran fuerza de cohesión resultante de la deslocalización es en parte responsable de la fortaleza evidente en la mayoría de los metales. En virtud de que las bandas de valencia y de conducción son adyacentes, se requiere sólo una cantidad despreciable de energía para promover un electrón de valencia a la banda de conducción, donde adquiere libertad para moverse a través de todo el metal, dado que la banda de conducción carece de electrones. Esta libertad de movimiento explica el hecho de que los metales sean capaces de conducir la corriente eléctrica, esto es, que sean buenos conductores.

¿Por qué las sustancias como la madera o el vidrio no conducen la electricidad? La figura 1 da una respuesta a esta pregunta. Básicamente, la conductividad eléctrica de un sólido depende del espaciamiento y el estado de ocupación de las bandas de energía. Otros metales se parecen al magnesio en el hecho de que sus bandas de valencia son adyacentes a las de conducción y, por lo tanto, estos metales actúan fácilmente como conductores. En un aislante la brecha entre las bandas de conducción y de valencia es considerablemente mayor que en un metal: en consecuencia, se requiere mucho mayor energía para excitar un electrón a la banda de conducción. La carencia de esta energía impide la libre movilidad de los electrones. El vidrio, la madera y el hule son aislantes comunes.
 
 

Semiconductores

Numerosos elementos, en especial el Si y el Ge del grupo 4A, o grupo 14, tienen propiedades intermedias entre las de los metales y las de los no metales y, por ello se denominan elementos semiconductores. La brecha energética entre las bandas llenas y las vacías en estos sólidos es mucho menor que en el caso de los aislantes (véase la figura 1), si se suministra la energía necesaria para excitar electrones de la banda de valencia a la de conducción, el sólido se convierte en un conductor. Nótese que este comportamiento es opuesto al de los metales. La capacidad de un metal para conducir la electricidad disminuye al aumentar la temperatura, ya que se acentúa la vibración de los átomos a mayores temperaturas y esto tiende a romper el flujo de electrones.
 
 

Dentro de los sólidos semiconductores están el germanio y el silicio. Tanto uno como el otro tienen cuatro electrones en la órbita externa, la que por su distancia al núcleo correspondería que tuviese ocho electrones para lograr una configuración estable. Admitiremos como principio que entre varios estados posibles los sistemas de la naturaleza tienden a tomar el de mayor estabilidad, es por esto que tanto el Ge como el Si cuando se solidifican toman una estructura cristalina tal que cada átomo tiene a otros cuatro a su alrededor compartiendo con ellos un electrón en coparticipación ignorando la estabilidad de ocho electrones que necesita en su última capa.

En consecuencia cerca del cero absoluto el germanio tiene todos sus electrones con baja energía dentro de las bandas de valencia y se transforma en un aislador absoluto. En cambio a temperatura ambiente alguno de los electrones toma la energía necesaria para pasar a la banda de conducción y el germanio se comporta como un semiconductor(Ver figura 2.). El electrón que se independiza de la atracción del núcleo se convierte en electrón libre y origina en la covalencia que se destruye, la ausencia de una carga negativa o pozo positivo, que se denomina, laguna o agujero. Se admite que esta laguna o agujero se va corriendo sucesivamente a través del sólido, pues puede ser llenada por electrones de covalencias vecinas originando en ellas el nuevo hueco (ver figura 3).


 
 




¬ Cerca del O ºK, - Temperatura Ambiente ®

Figura 2.
 
 

Figura 3.
La movilidad del agujero puede ser simulada por estudiantes. Cinco estudiantes son electrones y una silla vacía es un agujero. Por cada movimiento de los estudiantes una silla hac-ia la derecha (flechas oscuras) produce un resultado que es equivalente a una silla vacía que mueve a la izquierda (flechas blancas). (Ver analogía en figura 4.)
 
 

Figura 4.


La conductividad que presenta un semiconductor a temperatura ambiente se denomina conductividad intrínseca y mejora con la temperatura. Si a un trozo de Ge se le aplica una diferencia de potencial ésta logrará orientar los electrones de manera tal que recorran el circuito dirigiéndose hacia el polo positivo mientras que las lagunas se orientan recorriendo el circuito hacia el polo negativo.

Por supuesto que un electrón que se dirige al polo positivo saliendo del semiconductor y creando una nueva laguna será compensado por otro electrón que entra por el polo negativo llenando otra laguna y manteniendo de esta manera el número de electrones y lagunas originales.
 
 

  Las lagunas y los electrones en estado libre en un semiconductor son los llamados portadores de corrientes. Conviene aquí citar las experiencias de Rouland quien demostró que se lograban los mismos efectos electromagnéticos haciendo girar a gran velocidad cargas eléctricas positivas o negativas en sentido contrario. En otras palabras podríamos decir que la corriente eléctrica es la acción conjunta del desplazamiento de electrones en un sentido y de lagunas en sentido contrario.
 
 

Semiconductores impurificados
 
 

Semiconductores del tipo "n":

La impurificación consiste en agregar al semiconductor átomos de otros elementos, hablamos de una contaminación de un átomo contaminante por cada 108 átomos de la red.

Una de las impurezas usadas es el Arsénico que tiene 5 electrones en la última capa, necesitando 3 para lograr la configuración estable de 8 electrones.

Poniendo en condiciones adecuadas de presión y temperatura cristales de Ge en presencia de As, el mismo desplaza a los átomos de Ge y con 4 de sus electrones forma 4 covalencias compartiendo electrones con otros cuatro átomos de Ge logrando 8 en la última capa a expensas de liberar el quinto a la red. El electrón libre que se incorpora al sólido mejora la conductividad del mismo porque se aumenta dentro del sólido el número de portadores de corriente.




El ion arsénico (+) que se forma constituye una laguna fija ya que los electrones de la órbita externa están formando una configuración estable sin necesidad que intervenga otro electrón.

El nuevo semiconductor formado por la contaminación se llama semiconductor de tipo "n". La impureza que lo originó, en este caso el arsénico, se llama impureza donadora; porque dona un electrón a la red. Como lo que se ha aumentado es el número de electrones libres en los semiconductores del tipo "n", a los electrones se los llama portadores hereditarios, ya que estos predominan respecto de las lagunas.

Semiconductores del tipo "p"

El Ge se puede contaminar también con otras impurezas como el Boro o el Indio. Tanto uno como el otro tienen 3 electrones de valencia en la última capa y también en condiciones adecuadas de presión y temperatura estos pueden sustituir a un átomo de Ge de la red, pero al hacer esto en las covalencias vecinas faltaría un electrón generando un hueco positivo llamado laguna. Ésta genera estabilidades y tiende a ser llenada con electrones de covalencias vecinas pasando el hueco o la laguna (+) alternativamente entre los átomos de la red, es decir contrariamente a lo que hacía el Arsénico , el Boro deja lagunas libres forzando a los electrones a ocuparlas y haciendo que estos queden en minoría resultando como portadoras mayoritarias las lagunas. Este nuevo semiconductor se denomina del tipo "p" y a la impureza, "aceptora".
 
 




 Cuando la conducción es dominada por impurezas de aceptor o donador el material se denomina semiconductor extrínseco.
 
 

 Unión p-n

Una unión p-n se obtiene por la unión de un semiconductor tipo "p" y uno "n". En el tipo "p" los portadores mayoritarios son lagunas y tratarán de difundirse hacia el "n" por lo contrario los portadores mayoritarios del "n" que son los electrones tratarán de difundirse ocupando parte de "p".

Pero tanto uno como otro semiconductor son neutros, cada electrón que deja el "n" y pasa al "p" carga negativamente al "p" y positivamente al "n" y cada laguna que pase del "p" al "n" aumenta también la positividad de "n" y la negatividad de "p".

Al principio los primeros electrones y lagunas que difunden cerca de la juntura no encuentran resistencia de ningún campo eléctrico pero a medida que van cruzando la unión van dejando una zona sin portadores y creando un potencial eléctrico intenso que actúa en contra del movimiento de otros portadores que quieren intentar el mismo camino.

Llega un momento que los portadores que no han cruzado la unión, si quieren hacerlo necesitan energía extra para vencer el potencial y pasar la zona deprimida que es del orden de un micrón.






El ancho de la zona deprimida depende de la concentración de los portadores mayoritarios.

El dispositivo que venimos analizando constituye lo que se llama un diodo semiconductor de estado sólido.

Cuando al diodo se le aplica externamente una diferencia de potencial como si estuviera en paralelo con una pila imaginaria que formó el potencial de la unión, los electrones del lado n no pueden pasar al lado p porque la pila con su lado positivo refuerza la barrera de potencial.

Por la misma razón las lagunas tampoco pueden pasar al lado n porque el potencial negativo de la pila refuerza la barrera de potencial de la unión.

También podemos decir que no circulará ninguna corriente porque la pila exterior ensancha mucho la zona deprimida. En realidad siempre circula una corriente pequeña debida a los portadores minoritarios. La polarización del diodo realizada de esta forma se llama polarización inversa, es decir si el diodo se polariza inversamente no conduce corriente. Si invertimos la polarización de los portadores mayoritarios toman la energía necesaria para atravesar la unión venciendo la barrera de potencial y a ésta se la denomina polarización directa.

En forma no muy rigurosa podemos decir que un diodo polarizado directamente se comporta como un interruptor cerrado mientras que inversamente polarizado como uno abierto. El signo que se utiliza para individualizar a un diodo en un circuito es el siguiente:

A veces el cátodo viene marcado con un punto rojo sobre la cápsula del diodo y otras con una banda negra próxima al extremo que hace al cátodo.

La relación que existe entre la tensión aplicada a un diodo y la corriente no sigue la ley de ohm, sino que tiene una dependencia no lineal como muestra la siguiente gráfica.


 
La tensión de polarización directa que vence la barrera de potencial natural del diodo se denomina tensión de umbral y es menor en los diodos de germanio que en los de silicio. Pasada esta tensión se pueden lograr grandes cantidades de corriente como muy pocas caídas de potencial debido a la resistencia interna del diodo (aprox. 1 V).

Diodos luminiscentes (LEDS)

Los diodos luminiscentes son diodos semiconductores que al ser atravesados por una corriente eléctrica emiten radiaciones electromagnéticas en una estrecha banda de longitudes de onda (565nm a 950nm), dependiendo del semiconductor en que estén construidos.

Algunas de sus ventajas son:

Dependiendo de la radiación emitida se subdividen en:

Algunas aplicaciones son:


 
 

Industria de los semiconductores

El crecimiento de la industria de los semiconductores desde los inicios de la década de 1960 ha sido verdaderamente notable. Hoy en día los semiconductores son componentes esenciales de casi cualquier equipo electrónico, desde la radio y el televisor hasta las calculadoras de bolsillo y las computadoras. Una de las principales ventajas de los dispositivos de estado sólido sobre los bulbos electrónicos es que los primeros se pueden construir en un solo circuito integrado (chip) de silicio no mayor que la sección transversal de una goma de lápiz de esta forma se puede almacenar mucho más equipo en un espacio pequeñoun aspecto de particular importancia en los viajes espaciales y en las minicalculadoras y microprocesadores (computers on a chip).
 
 
 
 

Bibliografía Utilizada: